PsicologíaCoachingCapacitación

 

Publicación: Claves para mejorar la competitividad y el rendimiento – Coaching Ejecutivo

Autora: Lic. Sandra Munk

Entrevista realizada por el área de prensa de CID Pharma Packaging


Entrevista a Sandra Munk, Licenciada en Psicología, Mediadora y Coach Ontológico con experiencia en laboratorios.

Desde Recursos Humanos se desarrollan distintas metodologías con el fin de contribuir al desarrollo y rendimiento de una empresa de la industria farmacéutica, una de ellas es el Coaching.

Para conocer sobre esta disciplina desde el área de prensa de CID Pharma Packagingnos comunicamos con la Licenciada Sandra Munk, especialista en Procesos de Cambio y Desarrollo Personal y Profesional, en el diseño e implementación de Programas de Capacitación para empresas y consultoras y en el desarrollo del Liderazgo Personal para la Gestión de Proyectos. Además es miembro fundador de la Federación Internacional de Coaching (ICF), Capítulo Argentina y vice directora de la Comisión de Membresía.

¿En qué consiste el Coaching Ejecutivo para el sector farmacéutico?

Primeramente me gustaría comentar un poco acerca de la historia del  Coaching para entender su valioso aporte a las empresas y en particular a los equipos de trabajo y sus directivos.

Observando los deportes de alto rendimiento, estos se caracterizan por poner en juego competencias físicas, emocionales y mentales, por tener objetivos que demandan una superación constante y, por lo general, realizados bajo presión. Si dirigimos nuestra a atención a los directivos y empleados que trabajan en  empresas, observamos exigencias similares  al enfrentar el día a día.

Siguiendo esta analogía, CEOs de empresas de primera línea se plantearon que mientras que un deportista se entrena varias horas por día para dar lo mejor de si en un momento determinado, un empleado lo hace entre 8 y 10 horas por día y sin entrenamiento. Percibieron además, el impacto que tenía la presencia de un  Coach en los equipos de alto rendimiento para alcanzar resultados de excelencia, y se preguntaron por qué no adoptar una figura similar para sus directivos y equipos de trabajo.

Por lo tanto, el Coaching se transforma en una disciplina que opera en el ámbito de los recursos humanos para  potenciar el talento inherente, el desarrollo y el crecimiento de las personas en la empresa y en la vida diaria. A través del Coaching Ejecutivo, los consultantes  establecen sus objetivos con mayor eficacia, optimizan su capacidad de acción, toman mejores decisiones y aprovechan mejor sus puntos fuertes naturales, impactando sobre el clima y en el logro de los objetivos organizacionales.

El Coaching permite, de esta manera, comprender la importancia, la repercusión y la actualidad de un continuo desarrollo y crecimiento profesional en la organización, reflexionando sobre las prácticas presentes  y los talentos con los que se cuenta, con miras a determinar áreas de mejora y un Plan de Acción que permita alcanzarlas.

Los aspectos en los que se hace mayor hincapié a través del Coaching  Ejecutivo son: Liderazgo, Comunicación Eficaz, Desarrollo de Habilidades Directivas, Conciliación entre Vida Personal y Laboral, Resolución de conflictos,  Gestión del Tiempo, Gestión del Stress y Planes de Acción.

¿Qué beneficios trae a las empresas realizar este tipo de actividad?

Observamos que trabajando mano a mano con un directivo, un mando medio o un supervisor, en un proceso de reflexión y diseño estratégico, en función de los objetivos de su área específica y de la interrelación con otras gerencias de la empresa, este puede avanzar hacia sus metas de una manera más segura y rápida que si lo hiciera por su cuenta.

En cuanto a los avances, según haya sido el foco del proceso de Coaching, estos se suelen registran en:

  • La productividad y rentabilidad
  • La calidad de los productos
  • Un mayor índice de satisfacción en servicios al cliente y al accionista
  • La reducción de quejas y scrap
  • La fortaleza organizacional, presentando un mayor alineamiento en relación a la visión y misión de la empresa
  • Una menor incidencia del stress y burn out
  • Una comunicación más fluida, acuerdos más sustentables y por ende un mejor clima de trabajo y mayor eficacia en las acciones emprendidas
  • Una mayor retención de talentos y personas con "alto potencial"

Con el objetivo de responder a la pregunta en relación a cuál es el valor añadido del Coaching y qué porcentaje de inversión se amortiza (ROI), se han realizado varios estudios.

Según el reciente informe realizado por Pricewaterhouse Coopers a pedido de la Federación Internacional de Coaching (ICF), los clientes individuales registraron un rendimiento medio sobre la inversión equivalente a 3,44 veces su inversión. El presente  estudio indica que el 86% de las compañías que utilizan o han utilizado el coaching registran al menos un 100% de rendimiento sobre su inversión inicial, al igual que un gran impacto en otras áreas principales del cliente".

Otro de los estudios realizados en relación a la recuperación de la inversión, a la eficacia del coaching y su impacto en el negocio, es el de Pyramid resource group, Manchester inc – año 2003.

La empresa "A Fortune 500" y el grupo "Pyramid Resource", una compañía de servicios de coaching, encargó  a MetrixGlobal LCC un estudio para evaluar los beneficios para el negocio y la recuperación de la inversión en un programa de "coaching para directivos".

Según el Estudio de Consumo realizado el retorno era de un 70% más de lo invertido. Otro informe es el aportado por el  Proyecto Manpower Canadá Mayo de 2000, Coach Empresarial:

Las compañías que combinan el "Coaching" con sus programas de formación mejoran la rentabilidad en un 85%, en contraposición al 23% de las que solo utilización los cursos de formación.

¿Con qué métodos es necesario trabajar en este sector? ¿Qué diferencia al liderazgo y al Coaching en este sector de otros sectores?

Al igual que otros sectores de la industria, el sector farmacéutico tiene sus propias especificidades  por lo que previo al proceso de Coaching, se realizan entrevistas preliminares para determinar las problemáticas que se buscan resolver, quiénes deben ser incluidos en dicho proceso, con qué frecuencia y con qué alcance. Se determinan también cuáles serán los indicadores que se tendrán en cuenta para medir el avance del proceso y su impacto así como también  los parámetros esperados para el desempeño del rol.

Algunos temas que surgen en relación al sector farmacéutico:

  • La necesidad de mejorar la competitividad en un mercado que dadas sus características promueve que las compañías redefinan su modelo de negocio y se adapten a los cambios que exige la globalización.
  • Optimizar y aprovechar el capital inteligente y talento como materia prima de la innovación y para el desarrollo de habilidades prácticas en la solución de problemas, la toma  de decisiones, la gestión y detección de necesidades en las etapas de investigación, lanzamiento y comercialización.
  • Desarrollar su fuerza de ventas y red comercial como medio para ser más competitivos, por ejemplo aumentando la efectividad de sus visitas a prescriptores con agendas cada vez más sobrecargadas o la actualización permanente en relación a aspectos científicos que evolucionan con rapidez y alineación con la visión de la compañía.
  • Acompañar la formación técnica de los directivos con el desarrollo de habilidades interpersonales tales como la capacidad de generar contextos de confianza, de comunicación productiva, de gestionar las emociones y el compromiso responsable para hacer frente a los nuevos retos empresariales y del sector. En este sentido, tomar conciencia de cuáles actitudes fomentan la confianza y cuáles  la quiebran, que hay formas de comunicar que estimulan y comprometen y otras que desmotivan y resienten.
  • Crear conciencia y comunicar la importancia de las buenas prácticas y sus efectos en la salud poblacional. La responsabilidad social para con el cuidado de la calidad de vida y bienestar de las personas que se benefician con sus productos.

Algunas acciones que se consideran a  tales efectos:

  • Detectar Espacios de oportunidad de Mejora en la Gestión Gerencial y de las Relaciones
  • Definir potencial de cambio y plan de desarrollo de competencias Gerenciales
  • Desarrollar Habilidades Gerenciales para la Gestión del Cambio y el Crecimiento Organizacional
  • Facilitar la Integración y la  Sinergia dentro de los equipos de trabajo, entre las áreas y las diferentes Plantas.
  • Adquirir Herramientas de Comunicación para el diseño de Conversaciones Efectivas y la Coordinación de Compromisos.
  • Profundizar y afianzar Competencias Claves relacionadas con la Gestión del Liderazgo.
  • Desarrollar la Auto Observación, el Aprendizaje de si mismo y del otro.

Interrogantes que se  van  abordando…

¿Cómo se puede implementar mejor el Coaching en el futuro, especialmente si se amplía a otras áreas de negocio y regiones geográficas con otra cultura empresarial?

¿Cómo alinear los equipos a los nuevos objetivos y desafíos organizacionales? ¿Qué se necesita aprender para cambiar en este equipo lo que necesita ser cambiado?

¿Cuáles son las nuevas variables críticas de éxito?

 Lic. Sandra Munk


Etiquetas: Coaching, Empresa
« Volver
 
 
 
Portada | Area Personal | Area Empresarial | ¿Qué es el Coaching? | Publicaciones | Cursos | Trayectoria | Contacto